María de Madrid planea visitar Moscú este verano con sus padres y me ha escrito para preguntar qué es lo que no pueden dejar de probar (gastronómicamente hablando) en la capital rusa.

Visité con una amiga San Petersburgo y Moscú en Pascua del año pasado.  Su hermana, que se encontraba terminando sus estudios en una localidad cercana a Kazán,  debía de hacernos de guía, pero finalmente no pudo acompañarnos, así que nos vimos un tanto “abandonados” a nuestra suerte. La experiencia terminó siendo muy enriquecedora, aunque he de reconocer que el haber visto demasiadas películas de James Bond me provocó cierta paranoia de inseguridad continua. Afortunadamente, al llegar a Moscú nos recibió mi amiga Alla, que nos instruyó en la gastronomía local y protegió del Dr. No.

La gastronomía rusa es muy variada debido al gran tamaño del país y a las influencias de las culturas vecinas, especialmente escandinava y eslava. Las sopas son muy habituales en la dieta de los rusos que, especialmente en invierno, suele ser alta en calorías por razones obvias. La sopa más famosa (no sólo en Rusia si no en varios países de Europa del este) es la borscht (foto), una sopa de verduras cuyo principal ingrediente es la remolacha que le da su característico color rojo intenso. Puede tomarse caliente o fría y la encontrás practicamente en la carta de cualquier restaurante, ya sea como entrante o plato principal.

Otra comida tradicional son los pelmeni y varéniki. Se trata de una especie de raviolis (los segundos algo más grandes) con diferentes rellenos como carne, col, patata, guíndas o requesón y que se suelen comper acompañados de smetana (nata agria similar a la crème fraîche), mantequilla u otras salsas.

Y por supuesto no dejes de probar nuestra muy patria ensaladilla rusa, que en  el país que le da nombre en realidad se la conoce como ensalada Olivier en honor a su supuesto inventor, el chef local Jamie Lucien Oliver. La principal diferencia que observé con la ensaladilla española, es que en Rusia en lugar de atún le ponen taquitos de carne, por lo de más es igual: toneladas de mayonesa, con patata, zanahoria, guisantes, etc.

Encontrarás facilmente en la ciudad muchos sitios donde degustar la gastronomía local, desde los restaurantes más caros y exclusivos hasta puestos accesibles para todos los bolsillos donde probar los populares blinis (crepes rellenos dulces o salados) u otros clásicos como el pollo à la Kiev. Yo me hice muy fan del Tepemok, una cadena de comida rápida que encontrás en todos lados y que ofrece platos típicos rusos como la sopa borscht o los blinis a precios económicos. No es que sea la comida más casera del país, pero es una buena opción para hacerse una idea sin tener que rascarte mucho el bolsillo y sin grandes dificultades idiomáticas para pedir lo que deseas.

Para beber, además del vodka (of course) o los kefir, tienes que probar el kvas, un refresco con un pequeño contenido de alochol elaborado con harina de centeno y manzana o la ceveza Baltika (la marca más famosa) . De postre o para merendar prueba algún día las Prianiki, unas galletitas de jengibre con miel o azucar glas, acompañadas de un buen té.

Por otro lado, si lo que quieres es comprar productos típicos para cocinarlos tu mismo o simplemente para llevártelos como souvenir tienes que pasarte por Elissevskiy en el nº14 de la bulliciosas avenida de Tverskaya. Esta tienda data del año 1901 y destaca no solo por la variedad y calidad de sus productos, si no sobretodo por la lujosa decoración neobarroca de su interior con enormes lámparas de cristal que cuelgan de las bóvedas del techo, de mismo modo que en las estaciones de metro más ostentosas de la ciudad.

Y eso es a grandes rasgos todo lo que aprendí de la gastronomía rusa durante mi estacia en Moscú. Si acaso te lo estás preguntando, no, no voy a hablar del caviar y es que ya no me gustaba mucho de antes y el que probé en Moscú, además de estar malísimo, era una trampa para guiris! ¿Dónde está Bond cuando se le necesita?!

¿Alguna recomendación gastronómica rusa más para María? Esperamos vuestros comentarios!

PD. Recuerda que puedes enviar tus consultas para el travelista  a eltravelista@gmail.com

Banda Sonora: Mne Nravitsya de Alla Pugacheva

El souvenir del travelista: una botellista de Vodka Matreshka

ica rusa

Anuncios