Lo confieso, soy muy fan de estas ocurrencias arquitectónicas modernas que siempre visito cuando estoy de viaje y que para mi se convierten en el nuevo símbolo del lugar en el que se ubican; aunque a menudo el fuerte contraste que provocan con el entorno, sus elevados costes y discutible utilidad las suelen poner en entredicho (¿acaso no fue polémica la Torre Eiffel en su época?).

Y os informo de que el Metropol Parasol de Sevilla es mi nuevo fetiche arquitectónico. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios